El coche está de fiesta por las convocatorias de marchas ciclistas sin objetivos claros pero entendidas como reivindicaciones de espacios peatonales

La fiesta del coche

Con el formato de una esquela, ha aparecido esta tarde, de forma anónima, otro cartel. Pero esta vez no perece una auténtica convocatoria, sino una irónica matización a las llamadas que están proliferando a concentrarse en bici sin objetivos claros.

Se pone el acento en que el problema de la movilidad está en el uso sin restricciones del automóvil y en el espacio que ha ido ganando en la ciudad. Y que este problema no se resolverá embutiendo y apretujando a los modos blandos, activos y no contaminantes de movilidad en el escaso espacio reservado a los peatones. Tácitamente se hace eco de uno de los principios del movimiento «masa crítica» ¡Somos tráfico!, grito de guerra de la reivindicación de circulación de bicis en paz por calzada.

Se reivindica la ordenanza de movilidad en la medida en que da un paso audaz en este sentido con la limitación a 30km/h en la mayoría de las calles de la ciudad y con la inclusión de ciclocalles y ciclocarriles como vías específicas para ciclistas en calzada. Y da un toque de atención para afinar los objetivos de las convocatorias y que no se hagan mociones a la totalidad de la ordenanza, pues se ve en el texto aprobado una oportunidad, más que un obstáculo, en el camino de la movilidad sostenible.

Desde Burgos Con Bici agradecemos esta llamada a la reflexión y recordamos que entre nuestras demandas y alegaciones a la ordenanza no se encontraba la reivindicación de las aceras para las bicis, pero si la exigencia de permeabilidad ciclista del casco histórico por unas pocas calles que permitan la conexión N-S y E-O de la ciudad garantizando el flujo de la circulación en bici. Y aunque creemos que las concentraciones y biciletadas son imprescindibles para visibilizar el problema ante la administración, compartimos la idea de que es mejor que las protestas estén dirigidas a objetivos claros, contra los puntos donde la ordananza y la praxis del gobierno municipal fallan . Puntos que, en nuestro análisis, se concretan en los apartados rojos (2, 4 y 19) y en parte en los azules (3 y 13).

El coche está de fiesta por las convocatorias de marchas ciclistas sin objetivos claros pero entendidas como reivindicaciones de espacios peatonales
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario