Vandalismo masivo

Acto de vandalismo masivo y coordinado contra las infraestructuras de la ciudad

Un grupo de vándalos ha pintado unos grafitis que simulan señales horizontales de “ceda el paso” en unos cuantos tramos del carril bici en cruces con la calzada. Los hechos ocurrieron el día 2 de marzo por la mañana, de forma coordinada en varios puntos de la ciudad: C/ Conde Guadalhorce y cruces de la rotonda del puente de Castilla. También han pintado algunos en el carril bici del río Vena a la altura de la antigua fábrica de Quesos Angulo. Este acto atenta abiertamente contra la seguridad pública pues crea situaciones de máxima confusión al quitar preferencia de paso a las bicis donde los coches, según la normativa vigente, han de cederlo cuando el carril bici cruza pintado en la calzada y paralelo a un paso de peatones. Burgos Con Bici condena abiertamente este acto e insta al Ayuntamiento a que corrija lo antes posible este desmán.

El atentado es de lo más sutil, pues no sólo pasa desapercibido por parecer señales horizontales totalmente normalizadas, sino porque puede contar con la comprensión de gran parte de la población que aún ve la bici como un elemento extraño, cuyo uso ha de ser limitado, y con el de muchos automovilistas que aún no conciben que la bici tenga preferencia, aún siendo ésta una idea básica de la normativa de circulación a nivel nacional. Ya se están creando, de hecho, situaciones grotescas, sí, pero de peligro. Como que una bici esté cediendo el paso a un coche que a su vez se lo cede a los peatones. O que un ciclista, que ve la señal, ceda el paso al coche que también para, porque sabe que está obligado a hacerlo. O que después de la espera, ambos, ciclista y automovilista, emprendan la marcha simultáneamente y…

Por otra parte, nos consta que no ha podido ser obra del Ayuntamiento, como pretenden hacer creer los autores de la fechoría, pues en distintas ocasiones los responsables municipales han reconocido la preferencia de paso para bicis en los carriles que se cruzan con la calzada, pintados y en paralelo a un paso de peatones. Además se habían comprometido a no pintar más “cedas” en el carril bici de los que ya había, y que los existentes, reconocen, eran fruto de un error. Burgos Con Bici ha solicitado en varias ocasiones la retirada de esas señales horizontales en los pocos cruces en que estaban pintadas y había recibido como respuesta el compromiso, ¡ay! verbal, del no repintado. Además sería un sinsentido pintar unas cuantas señales “ilegales” y seguir haciendo caso omiso del mantenimiento y repintado del resto del carril bici.

Bueno, esperemos que no pase nada que haya que lamentar y que se retiren pronto las “pintadas”. Tanto por el peligro real que crean como por la confusión y la conflictividad que pueden acarrear.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario