Derechos de la Infancia

El pasado martes 20 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de los Derechos de la Infancia, y con este motivo se está celebrando en Burgos una Semana de Actos desde la Concejalía de Acción Social. El miércoles se reunió el Consejo Municipal de la Infancia, donde se habló entre otros temas de «Pasear seguros por las calles de nuestra ciudad». Burgos incluso ha sido incluída en la relación de Ciudades Amigas de la Infancia que reconoce UNICEF.

En este contexto Burgos Con Bici quiere manifestar claramente que la seguridad infantil en la ciudad pasa por la limitación de velocidad a 30km/h en las calles de nuestra ciudad. Esta es la propuesta que actualmente estudia el comisario de transporte de la CEE en el documento Iniciativa del Ciudadano Europeo “30 km/h, hagamos las calles más habitables”.

¿Pueden los niños y niñas adaptarse al tráfico rodado?

Para lograrlo deben cumplir los siguientes requisitos: a) medir al menos un metro cincuenta centímetros, b) tener las proporciones de un adulto: cabeza pequeña y centro de masas alrededor de la pelvis, c) tener un campo de vision de 180 grados, d) poder hacer varias cosas al mismo tiempo, e) comprender situaciones complejas, f) ser habilidoso para caminar y correr pero teniendo que moverse rápido y caerse, g) estar siempre atento y seguir las reglas, h) no entusiasmarse por descubrir cosas nuevas, i) estar encantado a la hora de obedecer…

Ningún niño se adapta así. Por tanto, es el tráfico rodado el que debe adaptarse a la realidad de los niños. Donde hay niños caminado o paseando en bici, una velocidad de 50 km/h es demasiado rápida.

¿Por qué las zonas escolares de seguridad con un límite de velocidad a 30 km/h tienen un impacto mínimo en la seguridad vial de la infancia?

Tomemos como ejemplo el Reino Unido. El radio medio de las zonas escolares seguras es sólo de 300m, pero la distancia media que los niños recorren hasta la escuela es de 1,8 km. Por tanto, las zonas escolares de seguridad suponen sólo el 15% del recorrido [i]. En las salidas de las zonas escolares de seguridad se recuerda a los conductores que incrementen la velocidad a 50 km/h. No resulta sorprendente que el 20% de las víctimas de accidentes de carretera se produzca de camino o de vuelta de la escuela [ii].

Pero, ¿y el escolar que camina o va en bici todo el camino desde su casa hasta la escuela? En este caso, la zona escolar de seguridad sólo cubre el 17% del trayecto. Para los conductores, las zonas escolares de seguridad con límite de velocidad de 30km/h al estar aisladas refuerzan y legitiman una conducción a velocidad superior fuera del área escolar próxima, lo que incrementa el riesgo para peatones y niños en bici.

En lugar de centrarnos en las zonas de seguridad escolares, debemos garantizar que los niños disfrutan de mejores condiciones para caminar y desplazarse en bicicleta durante todo el trayecto desde sus casas a la escuela. Es el momento de admitir que necesitamos una seguridad para los menores que abarque toda la comunidad y no sólo en los últimos 100m de su recorrido a la escuela.

En Alemania, el número de niños que fallecieron en accidentes de carretera mientras caminaban por la calle se incrementó en un 22% en 2010 respecto a 2009 [iii]. Tendremos que continuar leyendo cifras semejantes a menos que introduzcamos un límite de 30 km/h en todas las zonas donde vivan niños.

Más información en

20splentyforus.org.uk

[i] Transport for London: Safety of Schoolchildren on London Roads

[ii] The AA Motoring Trust: The facts about road accidents and children

[iii] Statistisches Bundesamt (2011c): Unfallentwicklung auf deutschen Strassen 2010 – press conference, Berlin, July 6, 2011 in Berlin

¿Por qué 30 km/h?

El límite de velocidad a 30 km/h salva vidas. Desde que en 1983 se estableció la primera zona de 30 km/h como proyecto piloto en la pequeña ciudad alemana de Buxtehude, muchas zonas 30 km/h en toda Europa han probado sus beneficios. En los lugares donde se establecen estas zonas, el número y la gravedad de los accidentes se reducen considerablemente.

Es muy esclarecedor el vídeo que puede verse a través del siguiente enlace de nuestra web:

http://www.burgosconbici.org/wordpress/burgos-30/

Glassboy from roni kleiner on Vimeo.

Limitar la velocidad de los coches a 30 km/h reduce el ruido del tráfico. Los consejeros alemanes del consejo medioambiental (SRU) explican que la reducción del nivel de ruido mediante el límite de velocidad a 30 km/h es de 3 db, lo que supone una gran diferencia.

Un límite de 30 km/h en todas las áreas residenciales mejora la calidad del aire ya que se emiten menos gases, lo que contribuye a una mejora general de la salud.

Un límite de 30 km/h en todas las áreas residenciales puede ayudar a mitigar el cambio climático ya que una velocidad inferior significa menos emisiones de CO2. Además, garantiza un flujo de tráfico constante con menos atascos y congestiones, y consigue que pasear en bici, caminar o utilizar el bus o el tren sean actividades mucho más agradables. Esto, a su vez, anima a las personas a adoptar estas aficiones, lo que reduce todavía más las emisiones de efecto invernadero.

Nuestro objetivo: Que 30 km/h sea el límite de velocidad estándar para áreas residenciales y no sólo para zonas individuales. En general abogamos por la limitación a 30km/h en las calzadas de la ciudad que no sean Sistemas Generales.

De esta forma se beneficiará toda la ciudad en lugar de sólo cada la zona. Niños, ancianos y personas con alguna discapacidad se beneficiarán especialmente de esta medida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario