Sobre las vías ciclistas de la ciudad: carril bici, acera bici, itinerarios ciclistas, …. Novedades, obras, reivindicaciones, puntos negros, señalización etc.

Bicis en el Espolón

20180628. DB. Las bicicletas tiene prohibido desde hoy circular por el Paseo del Espolón

En pleno proceso de elaboración de la ordenanza de movilidad, el alcalde de Burgos se descuelga con una medida efectista, unilateral, personal, muy particular y localizada, aprobada por decreto y totalmente al margen de las sinergias que su propio equipo está intentando conseguir con el proceso participativo abierto para diseñar una normativa de movilidad para la ciudad de Burgos. Ha decidido prohibir la circulación de bicicletas por las partes central y baja del paseo del Espolón.

Espolón sí, Espolón no. Y dale molino. Parece que no hay más problemas en la ciudad. Con arreglar esto vale. Lo de la ordenanza, en fin…. como que va por otro lado. En esta ciudad se lleva mucho gobernar “a golpe de Espolón”. Los problemas de movilidad del resto de la ciudad pueden esperar o incluso quedarse eternamente en un limbo normativo. Eso no importa. Desde luego este “chupinazo” del alcalde es una medida simbólica donde las haya. Y supone poner una pica en Flandes en pleno desarrollo de la ordenanza de movilidad. Como que se quiere marcar tendencia, inclinar la balanza hacia el “más de lo mismo”, hacia una concepción de la movilidad anclada en el pasado y seguir abundando en el asunto como un problema de enfrentamiento entre peatones y ciclistas. Es como un mensaje a los redactores de la ordenanza: “cuidado con las bicis”.

En Burgos Con Bici entendemos que el debate es más estructural y profundo. Las medidas que se tomen no pueden ser aisladas, como hasta ahora. Sino que deben obedecer a un plan que resuelva de forma global los problemas de movilidad. Este es el propósito del proceso participativo sin precedentes, abierto por al Ayuntamiento para redactar la ordenanza de movilidad, y en el que participan numerosos técnicos y representantes de otros tantos partidos políticos y colectivos de la ciudad. Este tipo de medidas de impacto, populistas y aisladas, no hacen sino “poner palos en las ruedas” de tan encomiable esfuerzo.

Moverse en bici redunda en beneficio de una movilidad más sostenible, blanda y amable. Nadie pone en duda que la movilidad ciclista es beneficiosa para la ciudad. Y por eso debe garantizarse su circulación, en la medida de lo posible, como un flujo en el que haya seguridad y soluciones de continuidad. La eficiencia de los trayectos en bici disminuye con la desconexión entre zonas por las que se puede circular. Esa desconexión es total en Burgos, exceptuando la línea que sigue el río. Como ejemplo sirva el calvario de las personas que van en bici al HUBU desde, por ejemplo, la zona sur de la ciudad. Si las infraestructuras ciclistas no salvaguardan la seguridad y la continuidad estaremos relegando la circulación en bici a algo anecdótico.

Ni nuestra asociación ni la coordinadora nacional a la que pertenecemos (ConBici) ha reclamado la circulación de bicis por las aceras. Además, la normativa de la DGT es clara al respecto. Pero las calles peatonales no son aceras. La peatonalización de gran parte del casco histórico supuso un gran avance para la ciudad, pero si en estas calles se prohíbe el tránsito de bicis se creará una gran isla en el medio de la ciudad que parte en dos la mayoría de los trayectos, disuadiendo del uso de la bici. Curiosamente, la moderna concepción del urbanismo aprovecha el incremento del uso de la bici para aumentar las zonas peatonales, entendiendo que este medio de transporte blando no es incompatible con la peatonalización y que así  se sigue garantizando un medio de transporte alternativo, “puerta a puerta” y muy eficiente. Y crece también el número de asociaciones de comerciantes que son partidarias de este modelo.

Nuestra postura, pues, es que el centro histórico peatonalizado debe ser permeable a las bicis. Por qué calles se permita su circulación, en qué momentos y en qué condiciones es algo que está por regular. El equipo de redacción de la ordenanza está en ello. Proponemos que esta zona se considere de tráfico restringido y que en ella se permita la coexistencia peatón-ciclista. Que algunas calles deben ser exclusivamente peatonales, sí, pero siempre garantizando que la red ciclista de la ciudad no se vea truncada y pierda su eficiencia. Entre estas calles exclusivamente peatonales quizá deba estar la parte baja del Espolón. Puede ser. Pero eso debería decidirse atendiendo a cuestiones técnicas, buscando la mejor solución para la movilidad en la ciudad.

Nota 1

Por otra parte, resulta muy curioso ver la acrítica aceptación de los VMP (Vehículos de Movilidad Personal). Para entendernos, los patinetes con motor y similares. Algunos son solo una pequeña plataforma con ruedas. Pero la mayoría son poco menos invasivos que las bicis, circulan a mucha más velocidad y, desde luego, no son tan respetuosos con el medio ambiente, pues funcionan con energía eléctrica. No seremos nosotros quienes emprendamos la batalla contra estos dispositivos, pues creemos que suponen una evolución muy positiva si eliminan coches de la ecuación del tráfico. Pero sorprende la suavidad y el alarde de comprensión con que se está aceptando su integración en el parque móvil de la ciudad. Para ellos se dan por buenos los argumentos que siempre se han negado a las bicis (medio de transporte, eficiencia, “puerta a puerta” etc.) y, a juzgar por la fuente del periodista que escribe la noticia de abajo, se están buscando soluciones (trayectos seguros, soluciones de continuidad) que los ciclistas urbanos venimos pidiendo desde hace tiempo.

20180630. DB. De juguete a medio de transporte

Nota 2

Ya en 2012 tuvimos una primera edición de esta polémica, casi en los mismos términos (ver dos imágenes de abajo).

20120526 DB Prohibido en bici en el Espolón

Estrechez de miras. DB. 30 mayo 2012

¿Es obligatorio pedalear por las vías ciclistas?

Al pedalear por la calzada seguro que en más de una ocasión algún conductor de coche te ha increpado con un “¡¡vete por el carril bici que para eso lo tienes!!”. En esta entrada de la web vamos a analizar la obligación o no del uso de las vías ciclistas cuando circulamos con nuestra bici,  y la propuesta de mejora en la señalización que proponemos desde Burgos Con Bici. Antes de nada, recordar que Burgos Con Bici apuesta por la existencia  de una red extensa e interconectada de vías ciclistas urbanas, y aconseja a los ciclistas su uso cuando se encuentre dentro de su itinerario de pedaleo.

Lo primero a tener en cuenta es que no todas las vías ciclistas están señalizadas verticalmente de la misma manera.  En algunas podemos ver colocadas las señales R407a, es decir señal redonda de fondo azul y con una bicicleta de color blanco; pero en otras no hay ninguna señalización. Según el Reglamento General de Circulación (artículo 155 del Real Decreto 1428/2003) la señal R407a indica: Vía reservada para ciclos o vía ciclista. Obligación para los conductores de ciclos de circular por la vía a cuya entrada esté situada y prohibición a los demás usuarios de la vía de utilizarla.

r407a

Es decir que cuando hay instalada esa señal, que no lo olvidemos es una señal de obligación, implica que si hay una calzada en paralelo a una vía ciclista, no podríamos circular por la calzada.  Si no hay colocada esta señal, podríamos circular por calzada como cualquier otro vehículo.

Pero esta norma no ha pensado en muchos detalles de la circulación urbana en bicicleta. No en todas las calles hay vías ciclistas por lo que es surrealista tener la obligación de usar tramos del carril bici si nos desvía de nuestro destino o si la vía ciclista es bidireccional y está en el otro lado de la avenida, o si queremos circular a más velocidad de lo que es razonable en una acera bici, o si ….  Otro aspecto a tener en cuenta es que circular por las aceras bici con bicicleta de carretera es negativo para la seguridad del ciclista y de los peatones que se mueven por las aceras anejas a la acera bici. Por ello, los tubulares de sus bicicletas y sus velocidades medias no tienen duda: prefieren la calzada.

Efectivamente, esta señalización de obligación normativa en muchas situaciones es absurda y la realidad de la circulación ciclista ha provocado que esté absolutamente obsoleta hasta el punto de que la propia DGT en una reunión de trabajo del GT-44 sobre la reforma del RGC en 2014 dijera: “La interpretación que hay que hacer de esa norma es que sólo pueden ir por ese carril-bici las bicicletas, con exclusión de cualquier otro vehículo o peatón. Por tanto, se puede circular en bicicleta indistintamente por el carril bici o por la calzada”. Pero esta interpretación oficiosa dista mucho de la que hacen algunos agentes de la autoridad por lo que en 2016 la Mesa Nacional de la Bicicleta solicitó un pronunciamiento de la DGT al respecto, cuya respuesta fué :*1

“Sabemos desde hace tiempo que la señal R-407a está dando lugar a varias controversias en el ámbito urbano especialmente. La DGT parte del principio de que la bicicleta, al ser un vehículo, debe circular por la calzada, salvo que las Ordenanzas de Movilidad de los ayuntamientos establezcan otras políticas de movilidad distintas. Y bajo este principio general de bicicletas en la calzada, entendemos que es necesario flexibilizar la interpretación de la señal R-407a, de tal manera que el ciclista que circule por la acera-bici sabe que interacciona con peatones o con obstáculos que pueden limitar su capacidad de movimientos o su velocidad, y el ciclista que circula por la calzada no van a tener esas limitaciones concretas, sino las derivadas de la circulación por la calzada. Esta idea es la que estamos contrastando con varios ayuntamientos, y ha sido el motivo por el cual la DGT no se pronunciado todavía de manera oficial. Varios ayuntamientos son conscientes de los problemas actuales de esta señal, y está optando por instalar señales informativas más que obligatorias”.

En efecto, hay Aytos. como los de Madrid o Barcelona, que están implantando en sus calles una señal que no viene en el obsoleto RGC de 2003. Se la conoce como señal “S35″ y es igual que la señal R407a pero  cuadrada en lugar de redonda. Es decir, se trata de una señal INFORMATIVA, NO OBLIGARIA.

Por ello, desde Burgos Con Bici pedimos que en la futura ordenanza de movilidad de  Burgos se redacte teniendo en cuenta la evolución en el uso de la bici en la ciudad y la propia interpretación de la DGT; y se modifique la propuesta de su borrador de texto: “Cuando exista algún tipo de vía ciclista, las bicicletas circularán por ella.” por la aportación presentada desde BCB *2: “Cuando exista algún tipo de vía ciclista, las bicicletas circularán preferentemente por ella”, y que las vías ciclistas de Burgos estén señalizadas mediante la señal vertical informativa “S35″. Con ello, no se pretende que los ciclistas circulen por las aceras si no que puedan hacerlo por las calzadas aunque haya aceras bici o pistas bici cercanas.

S-35_buenap

*1  https://ciclojuristas.wordpress.com/2016/02/24/senal-r-407-a-de-obligatoriedad-de-circulacion-de-los-ciclistas-por-los-carriles-bici-2/

*2 Ver aportaciones de BCB presentadas el 24-11-17 al borrador de la ordenanza: http://www.burgosconbici.org/ordenanza-de-movilidad-aportaciones-de-bcb-y-comunicado-conjunto-con-andando-burgos/ 

 

 

Ordenanza de Movilidad. Aportaciones de BCB y Comunicado conjunto con Andando Burgos

El 24 de noviembre de 2017 finalizó el plazo para aportaciones a la futura Ordenanza de Movilidad de Burgos. La asociación Burgos Con Bici ha presentado un documento con sus propuestas que podéis ver a continuación:

APORTACIONES DE BURGOS CON BICI A LA ORDENANZA. Descargar aquí:

Para navegar por el documento, pasa el cursor por encima y se desplegará una ventana de navegación en la parte de abajo.

 

También hemos presentado un manifiesto conjunto con la asociación Andando Burgos:

COMUNICADO DE PRENSA SOBRE EL BORRADOR DE LA ORDENANZA DE CIRCULACIÓN, MOVILIDAD Y TRANSPORTE DE BURGOS. Descargar aquí:

Noticia en Diario de Burgos sobre el Comunicado conjunto

 

Noticia en el correo de Burgos sobre el comunicado conjunto

 

 

20171125. DB. si al registro de bicicletas pero voluntario..

Cruzando pasos ciclistas y pasos de peatones

Sin duda el punto de mayor peligro al que nos enfrentamos cada día los ciclistas urbanos es a los cruces de las vías ciclistas con las calzadas: los pasos ciclistas. Se mezcla la confusión de los derechos y prioridades al cruzar la calzada en bicicleta y los malos hábitos en la circulación urbana. Para terminar de aderezar el pastel, se une la cabezonería de algún técnico municipal, por fin corregida.

A continuación os explicaremos lo que dice el Reglamento General de Circulación, y las recomendaciones de la asociación al respecto.

¿Qué es un paso ciclista y cómo está señalizado?

Un paso ciclista es la intersección de una vía ciclista con la calzada. Está señalizado con un doble fila de con marcas blancas (tacos cuadrados), como delimitando” la continuidad” de la vía ciclista en la calzada. Muchas veces, al estar pintado al lado del paso de peatones, solo tiene una fila de tacos, estando el espacio de las bicicletas delimitado entre esa fila y el paso de peatones

En los PASOS CICLISTAS, la bicicleta tiene preferencia de paso frente a los vehículos que circulan por la calzada (art. 64 del RGC).  En ellos, no hay que bajarse de la bicicleta para cruzar pero recomendamos que no crucéis hasta no tener la certeza de que los vehículos que van por la calzada se van a detener.

En este vídeo se visualizan los pasos ciclistas y como cruzar por ellos: https://youtu.be/s1bPNNMQ0O8

Atención: si el paso ciclista está regulado por un semáforo, sólo se puede cruzar cuando el icono se pone en verde para el ciclista y extremando las precauciones porque a veces los coches tienen en ese momento su semáforo en ámbar intermitente y aunque eso signifique “precaución”, ya sabemos lo que ocurre a menudo, así que cuidado en esos pasos.

Por otro lado en los PASOS DE PEATONES, la reglamentación dice que los peatones tienen preferencia de paso frente a los vehículos (art. 65 del RGC). Lo que  está claro es que nunca tenemos preferencia de paso para cruzar por los pasos de peatones pedaleando.

Nuestra recomendación es que en cualquier caso te detengas al llegar al paso de peatones, y sólo lo cruces en bicicleta si no viene ningún coche o cruce por el paso de peatones algún peatón al que puedas molestar. Si así fuera, bájate de la bici y cruza andando con ella. En ese momento eres un peatón más y por tanto tienes los mismos derechos que estos.

Una vía ciclista para la carretera del cementerio.

El pasado 8 de octubre el alcalde presentó un proyecto de modificación de la Avda Caja Circulo, por todos conocida como la carretera del cementerio.  Aprovechando este proyecto creemos imprescindible acometer la implantación de una vía ciclista en paralelo a la calzada de esta avenida. Esta vía ciclista está contemplanda en el Plan de Ciclabilidad que presentó nuestra asociación en septiembre pasado.

La propuesta del Plan de Ciclabilidad de BCB para esta vía es ejecutar una pista bici aprovechando parcialmente el trazado de la antigua carretera del cementerio (ahora en desuso) y conectar con la pista bici que va en dirección al polígono de Villalonquejar y al carril bici que discurre por el barrio de Fuentecillas. Como cierre de malla en esta zona es necesario la conexión con la Avenida Cantabria para lo que proponemos una ciclocalle por la calle Jerez.

En este enlace podéis ver la solicitud que ha presentado Burgos Con Bici con fecha 3 de noviembre ante el Ayto de Burgos:

https://drive.google.com/file/d/0B1Q1OcDD1fAVTmxMNVJZYnRhSFE/view?usp=sharing

Enlaces:

http://www.burgosnoticias.com/actualidad/013825/la-avenida-caja-circulo-contara-con-una-mediana-central-para-aumentar-la-seguridad

 

Un viaje a ninguna parte: la vía ciclista de la avenida Alcalde Martín Cobos

Durante el mes de mayo finalizaron las obras ejecutadas, en una primera fase, de la avenida Alcalde Martín Cobos, en el tramo comprendido entre la N-1, calle de Vitoria y la vía del ferrocarril, en dirección a la N-120, carretera Logroño, por un importe presupuestado de 1.700.000 €.

La vía ciclista, mal llamada carril-bici ya que se ha dispuesto en acera y no en calzada, tiene una longitud de algo más de 400 metros, una anchura de 2,5 m., doble sentido y está ubicado en la margen izquierda, junto a la fábrica de Bridgestone.

Si bien la infraestructura ejecutada ofrece una primera imagen impecable respecto al firme, la señalización horizontal y vertical, las dudas surgen cuando te subes a la bicicleta y deseas recorrer dicho itinerario. Al menos hemos podido observar las siguientes graves limitaciones:

  1. Falta de conexión con la vía ciclista de la calle Vitoria: no existe ningún acceso desde la acera-bici de la calle Vitoria y la única opción existente es mediante incorporación en calzada a la rotonda junto a los vehículos a motor. De otra forma solo queda bajarte de la bici y desplazarte andando por el paso de cebra y la acera hasta llegar al carril.
  2. Si vienes en bicicleta por calzada desde la N-120 para incorporarte en en el sentido sur-norte, no existe forma de enlazar con la acera-bici, por lo que su uso queda claramente limitado en dicho sentido de circulación.
  3. Una vez incorporado a la acera-bici, no es posible superar montado en bicicleta el viaducto ya que, si bien existe un paso ciclista que cruza la vía auxiliar, éste finaliza en acera y hay una verja de protección que impide el acceso a la calzada. Por tanto, la única alternativa es bajarte de la bici y pasar el viaducto o continuar montado en acera, lo cual no está permitido por el reglamento de circulación y puede afectar a su uso peatonal.
  4. La acera bici continúa paralela a la vía auxiliar de acceso al aparcamiento situado bajo el viaducto y finaliza sin opción de continuidad frente a la vía del ferrocarril. ¿Tal vez la sugerencia es que te quedes a esperar que algún día ADIF elimine este entramado de vías para poder cruzar?

En definitiva, una obra pensada para ofrecer un decorado “amable” de la avenida, con una vía ciclista de dudosa utilidad práctica y en la que la bicicleta queda relegada a un viaje a ninguna parte.

Inicio de la acera-bici en sentido norte-sur

Inicio de la acera-bici en sentido norte-sur

Cruce con vía auxiliar

Cruce con vía auxiliar

Paso ciclista sin continuidad

Paso ciclista sin continuidad

Fin de la vía verde frente a la vía del ferrocarril

Fin de la acera-bici frente a la vía del ferrocarril

Plan de ciclabilidad para Burgos. 2017

En esta Semana Europea de la Movilidad hemos hecho público nuestro Plan de Ciclabilidad para Burgos (2017). Se trata de una propuesta de solución integral para la movilidad en bici. Vemos imprescindible completar y cerrar la red de vías ciclistas de la ciudad ejecutando distintos tipos de infraestructura. El plan al detalle puedes verlo en el siguiente documento. En él se encuentran los motivos que que impulsaron esta iniciativa, una lista de los distintos tipos de vía ciclista que proponemos, unas recomendaciones generales que creemos toda red  de vías ciclistas debería tener en cuenta y una lista pormenorizada de todos los tramos que proponemos en nuestro plan.   Puedes descargar el documento aquí. Para navegar por él debes pasar el cursor por la parte de abajo y se desplegará una barra de navegación.

MAPA

Nuestra propuesta se puede visualizar en todo detalle y con la localización exacta de cada tramo en un mapa interactivo online elaborado con la aplicación Mapas de Google. Este mapa constituye un complemento necesario a este documento. Se puede acceder a él en el este enlace[1].

Leyenda mapa ciclabilidad

En el mapa cada color corresponde a un tipo de vía según la leyenda que se puede ver más abajo. En él figuran tanto las vías ciclistas que actualmente están ya en servicio como las que se proponen para nueva construcción. Respecto de las vías en servicio, cada tramo distinto del mapa se corresponde con un tramo de vía que tiene diferente firme. Así, una vía ciclista que recorre toda una calle puede aparecer en el mapa dividida en distintos tramos porque cada uno fue construido de una forma distinta, como ocurre por ejemplo en la carretera de Valladolid.

Pinchando en cada tramo del mapa interactivo online se despliega una ventana que contiene cierta información del tramo, como la calle en que está ubicado, longitud[2], firme y en ocasiones, la justificación de la propuesta. Toda esta información está también recogida en una tabla que se puede ver más abajo, en este mismo documento[3].

[1] https://www.google.com/maps/d/viewer?mid=1I67FTlrcMGzwMSYXPryNDiew2Zw&ll=42.348824005322356,-3.6693668597106353&z=16

[2] Las longitudes de los distintos tramos son las calculadas automáticamente por la aplicación Mapas de Google. Asimismo, hemos hecho varias comprobaciones con medidores de rueda homologados y la diferencia es mínima o ninguna.

[3] Los tramos 546, 547 y 548 no se encuentran en el municipio de Burgos, pero conectan la ciudad con rutas de interés turístico-cultural.

El PLAN EN CIFRAS

Gráfico km

 


 Gráfico tramos ciclabilidad

NOTICIAS RELACIONADAS

Soluciones a la movilidad ciclista (I). Tipos de vías ciclistas

http://www.burgosconbici.org/tipos-de-via-ciclista/

Soluciones a la movilidad ciclista II. Ciclocalles y ciclocarriles. Nuevas vías ciclistas

http://www.burgosconbici.org/soluciones-a-la-movilidad-ciclista-ii-ciclocalles-y-ciclocarriles-nuevas-vias-ciclistas/

Soluciones a la movilidad ciclista III. Diseño de ciclocalles y ciclocarriles

http://www.burgosconbici.org/soluciones-a-la-movilidad-ciclista-iii-diseno-de-ciclocalles-y-ciclocarriles/

Aprobada una pleno una proposición de ciclocalles y ciclocarriles

http://www.burgosconbici.org/aprobada-en-pleno-una-proposicion-de-ciclocalles-y-ciclocarriles/

 

 

Informe Puntos Negros Circulación Ciclista Burgos septiembre-17

La asociación Burgos Con Bici ha elaborado un informe de los puntos negros de la circulación ciclista en la ciudad de Burgos. Se trata de la actualización, con fecha septiembre de 2017, de los lugares en las vías ciclistas actuales que implican una circulación en bicicleta potencialmente peligrosa. Se clasifican por diferentes motivos:

  1. Por el mal diseño del trazado de la vía ciclista
  2. En los pasos ciclistas.
  3. Por el mal estado de conservación
  4. Por la deficiente ejecución de tramos de la vía ciclista: “carril charco”
  5. Por la deficiente interconexión de las vías ciclistas.
  6. Por la elevada densidad de circulación de vehículos motorizados y a velocidad elevada.

El informe actualizado fue presentado en el registro del Ayuntamiento de Burgos el 15 de septiembre de 2017 y lo puedes consultar en:

Aprobada en pleno una proposición de ciclocalles y ciclocarriles

El pasado viernes, día 17 de marzo de 2017, se aprobó por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento de Burgos, una proposición presentada por el PSOE que incluía la propuesta de nuevas vías ciclistas para la ciudad.  Esta proposición reflejaba algunas de las demandas de la asociación Burgos Con Bici. Es un paso importante pues significa que el Ayuntamiento asume que las vías ciclistas son de varios tipos, cada tipo con su regulación específica. Además, sienta las bases para futuros desarrollos de las infraestructuras para la bici con un marco coherente, en el que el tejido de la malla ciclista debe ser cosido con distintas vías en según qué lugares. Concretamente se acepta incluir ciclocalles y ciclocarriles como nuevos tipos de vía y se aprueba la ejecución inmediata de algunos tramos.

Este es el texto completo de la proposición:

Y aquí un par de noticias del Diario de Burgos sobre este asunto. La primera de cuando se supo que el PSOE haría la proposición y la segunda de la aprobación en pleno:

Noticia en Diario de Burgos sobre la proposición del POSE de ciclocalles y cicloarriles

Noticia Diario de Burgos. Unanimidad ciclocalles y ciclocarriles

Aquí puedes ver la propuesta que la asociación Burgos Con Bici envió en febrero a todos los partidos y que, en gran medida, está en el origen de la proposición aprobada el 17 de marzo.

Por último, y para que quede constancia, aquí puedes ver el vídeo del pleno.

Soluciones a la movilidad ciclista III. Diseño de ciclocalles y ciclocarriles

En una entrada anterior vimos que una Ciclocalle es una calle, generalmente unidireccional, limitada a una velocidad máxima de 20 o 30 km/h, en la que las bicicletas tienen preferencia y circulan por el centro del carril. Esto no quiere decir que el resto de vehículos de la vía no puedan transitar por la misma. Podrán hacerlo, pero deberán respetar la prioridad ciclista y el límite máximo de velocidad.

Tanto en la ciclocalle como en el ciclocarril, el ciclista puede circular por el centro y salirse del carril derecho para efectuar los giros. Por supuesto, debe respetar los semáforos, las limitaciones de velocidad, y estar atento a los peatones.

Veamos ahora cuales son las características necesarias para que una ciclocalle o ciclocarril funcione correctamente:

  • Deben formar una red amplia que cubra el conjunto de cada barrio y que esté conectada con la malla de los carriles y acera bici tradicionales de la ciudad.
  • Tiene que haber suficiente información sobre la red de ciclocalles incluyendo señalización vertical de rutas de conexión con otras vías ciclistas. En algunas ciudades se ha señalizado como “Cicloruta”.
  • Tiene que estar señalizadas adecuadamente tanto horizontal como verticalmente. La señalización horizontal debe incluir señales de 30 km/h, iconos de bicicleta y marcas (preferentemente blancas que indiquen la circulación ciclista por el centro del carril).

Diseño ciclocalles ciclocarriles 1

 

Diseño ciclocalles ciclocarriles 2

 

Diseño ciclocalles ciclocarriles 3

  • Debe vigilarse que se cumplan los límites de velocidad y las distancias mínimas de seguridad. Si tras la implantación de la Ciclocalle, la señalización vertical y horizontal no ha sido suficiente para reducir la velocidad, habrá que implantar reductores de velocidad. En ese caso será importante dejar el hueco central del carril sin reductor de velocidad, para no ralentizar a la bicicleta.
  • Es importante que a la hora de implantar Ciclocalles, se tengan en cuenta aquellas calles donde la hostilidad hacia las bicis es mayor, o donde por las características de la misma, la circulación de las bicicletas es más complicada. Es ahí donde las Ciclocalles son más importantes. Como por ejemplo, una calle larga en la que los vehículos motorizados sean propensos a correr.

Diseño ciclocalles ciclocarriles 4

  • Tamaño de la calzada. Por la experiencia de otras ciudades con ciclocalles, los vehículos motorizados acosan a los ciclistas en calles anchas para que se aparten a la derecha. Una información municipal adecuada de las Ciclocalles sumado a las líneas discontinuas que indican por donde debe circular el ciclista, debiera ser suficiente para  disuadir ese acoso. Pero puede no ser suficiente y necesitar reducir el tamaño del carril o crear un carril bici unidireccional en contrasentido.
  •  En alguna ciclocalles deben implantarse y señalizarse carriles en contrasentido para hacer permeable la red en ambas direcciones.

Diseño ciclocalles ciclocarriles 5