Noticias sobre urbanismo, infraestructuras, política municipal, observatorio de la bici, …

Disconformidad de la MEB con esta reforma del Código Penal

Comunicado de la Mesa Española de la Bicicleta

Ante la proposición de ley presentada por el grupo parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados sobre una reforma parcial del Código Penal en materia de imprudencia grave en la conducción de vehículos a motor y en la omisión del socorro debido a las víctimas de accidente por vehículos a moto, la Mesa Española de la Bicicleta debe manifestar lo siguiente.

  1. Valora positivamente que los grupos políticos reaccionen frente  a la gravedad de conductas de aquellos que circulando con vehículos a motor desprecian la seguridad e incluso la vida de los más vulnerables en la calzada, sean ciclistas o peatones.
  2. Lamenta que en esa reacción, debida en gran medida a la alarma social surgida de los continuados casos de atropellos a ciclistas,  no se haya consultado a la Mesa Española de la Bicicleta, organismo que aúna a relevantes sectores de la bicicleta, y que para la propia Administración es una pieza básica en la elaboración actual del Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta, y una asidua interlocutora en estos temas tanto para la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, del Congreso, como para el Grupo Interparlamentario de la Bicicleta.
  3. Sobre el contenido concreto de la propuesta, la Mesa entiende que se focaliza en dos temas específicos, sin abordar en la reforma del Código penal un problema de fondo que trae causa de la despenalización de las imprudencias leves y de una jurisprudencia poco ejemplar en la valoración de las imprudencias graves y menos graves. Además no se aborda el problema de la imprudencia leve, habiendo sido redactada a toda prisa.

Además, la proposición presentada contiene una redacción que es manifiestamente mejorable y en algunos casos contradictoria, como queda patente en un análisis de urgencia que ha realizado la Mesa aquí: https://ciclojuristas.wordpress.com/2017/06/17/propuesta-del-pp-de-reforma-del-cp/

La Mesa espera que en el curso de la tramitación de la proposición, si no es rechazada por el Pleno, sea llamada a comparecer para exponer su parecer en aras de mejorar la normativa sobre seguridad vial.

La Mesa Española de la Bicicleta
Pancarta Concentración no + ciclistas muertos

Aprobada en pleno una proposición de ciclocalles y ciclocarriles

El pasado viernes, día 17 de marzo de 2017, se aprobó por unanimidad en el pleno del Ayuntamiento de Burgos, una proposición presentada por el PSOE que incluía la propuesta de nuevas vías ciclistas para la ciudad.  Esta proposición reflejaba algunas de las demandas de la asociación Burgos Con Bici. Es un paso importante pues significa que el Ayuntamiento asume que las vías ciclistas son de varios tipos, cada tipo con su regulación específica. Además, sienta las bases para futuros desarrollos de las infraestructuras para la bici con un marco coherente, en el que el tejido de la malla ciclista debe ser cosido con distintas vías en según qué lugares. Concretamente se acepta incluir ciclocalles y ciclocarriles como nuevos tipos de vía y se aprueba la ejecución inmediata de algunos tramos.

Este es el texto completo de la proposición:

Y aquí un par de noticias del Diario de Burgos sobre este asunto. La primera de cuando se supo que el PSOE haría la proposición y la segunda de la aprobación en pleno:

Noticia en Diario de Burgos sobre la proposición del POSE de ciclocalles y cicloarriles

Noticia Diario de Burgos. Unanimidad ciclocalles y ciclocarriles

Aquí puedes ver la propuesta que la asociación Burgos Con Bici envió en febrero a todos los partidos y que, en gran medida, está en el origen de la proposición aprobada el 17 de marzo.

Por último, y para que quede constancia, aquí puedes ver el vídeo del pleno.

Soluciones a la movilidad ciclista III. Diseño de ciclocalles y ciclocarriles

En una entrada anterior vimos que una Ciclocalle es una calle, generalmente unidireccional, limitada a una velocidad máxima de 20 o 30 km/h, en la que las bicicletas tienen preferencia y circulan por el centro del carril. Esto no quiere decir que el resto de vehículos de la vía no puedan transitar por la misma. Podrán hacerlo, pero deberán respetar la prioridad ciclista y el límite máximo de velocidad.

Tanto en la ciclocalle como en el ciclocarril, el ciclista puede circular por el centro y salirse del carril derecho para efectuar los giros. Por supuesto, debe respetar los semáforos, las limitaciones de velocidad, y estar atento a los peatones.

Veamos ahora cuales son las características necesarias para que una ciclocalle o ciclocarril funcione correctamente:

  • Deben formar una red amplia que cubra el conjunto de cada barrio y que esté conectada con la malla de los carriles y acera bici tradicionales de la ciudad.
  • Tiene que haber suficiente información sobre la red de ciclocalles incluyendo señalización vertical de rutas de conexión con otras vías ciclistas. En algunas ciudades se ha señalizado como “Cicloruta”.
  • Tiene que estar señalizadas adecuadamente tanto horizontal como verticalmente. La señalización horizontal debe incluir señales de 30 km/h, iconos de bicicleta y marcas (preferentemente blancas que indiquen la circulación ciclista por el centro del carril).

Diseño ciclocalles ciclocarriles 1

 

Diseño ciclocalles ciclocarriles 2

 

Diseño ciclocalles ciclocarriles 3

  • Debe vigilarse que se cumplan los límites de velocidad y las distancias mínimas de seguridad. Si tras la implantación de la Ciclocalle, la señalización vertical y horizontal no ha sido suficiente para reducir la velocidad, habrá que implantar reductores de velocidad. En ese caso será importante dejar el hueco central del carril sin reductor de velocidad, para no ralentizar a la bicicleta.
  • Es importante que a la hora de implantar Ciclocalles, se tengan en cuenta aquellas calles donde la hostilidad hacia las bicis es mayor, o donde por las características de la misma, la circulación de las bicicletas es más complicada. Es ahí donde las Ciclocalles son más importantes. Como por ejemplo, una calle larga en la que los vehículos motorizados sean propensos a correr.

Diseño ciclocalles ciclocarriles 4

  • Tamaño de la calzada. Por la experiencia de otras ciudades con ciclocalles, los vehículos motorizados acosan a los ciclistas en calles anchas para que se aparten a la derecha. Una información municipal adecuada de las Ciclocalles sumado a las líneas discontinuas que indican por donde debe circular el ciclista, debiera ser suficiente para  disuadir ese acoso. Pero puede no ser suficiente y necesitar reducir el tamaño del carril o crear un carril bici unidireccional en contrasentido.
  •  En alguna ciclocalles deben implantarse y señalizarse carriles en contrasentido para hacer permeable la red en ambas direcciones.

Diseño ciclocalles ciclocarriles 5

Soluciones a la movilidad ciclista II. Ciclocalles y ciclocarriles. Nuevas vías ciclistas

El pasado sábado 4 de febrero, dentro de las X Jornadas Viajar en Bici, Jeroen Bakelaar nos deleitó con una charla titulada “La bicicleta en Holanda” en la que se nos hacía la boca agua con los logros de los ciclistas urbanos holandeses. En su país, en prácticamente todas las calles de las grandes ciudades hay un carril bici segregado y tanto la circulación como el aparcamiento en superficie de los vehículos motorizados particulares está muy restringido. Fue una batalla contra el coche en las ciudades, que iniciaron en los años 70, y en la que la población casi en bloque optó por otra forma de movilidad. En España, en general, y en Burgos, en particular, estamos lejos de esa realidad social, pero no partimos de cero: cada vez más ciudadanos se desplazan en bicicleta y poco a poco las peatonalizaciones tienen cabida en los programas de nuestros gobernantes.

En concreto Burgos, tiene una red de vías ciclistas (mayoritariamente aceras-bici) que dio un primer empujón para visualizar las bicicletas y hacerlas cotidianas como medio de transporte en la ciudad. Desgraciadamente, es una red con evidentes problemas de diseño, y con falta de conexiones internas: en especial, el trasiego norte-sur ciclista es casi imposible y barrios enteros como gamonal no tienen este tipo de dotaciones ciclistas, por no hablar de lo caótico que es acercarse en bici al HUBU.  Desde Burgos Con Bici hemos demandado en numerosas ocasiones (y seguimos haciéndolo) el cierre de la malla ciclista mediante carriles bici segregados, la coherencia  en su diseño y la interconexión entre barrios, siempre sin robar espacio al peatón y siendo coincidente con los mayores flujos ciclistas actuales.

Pero además de carriles bici (ni un solo metro más de aceras-bici, por favor) un nuevo modelo de movilidad ciclista se está imponiendo paulatinamente en nuestro país y viene de la mano de la pacificación de nuestras calzadas y de dos conceptos desconocidos en nuestra ciudad: ciclocalles y ciclocarriles.

Estas figuras, que ya podemos encontrar en ciudades como Madrid, Valencia (fue la pionera con una primera ciclocalle en noviembre de 2008), Vitoria, Alicante, Valladolid (en breve), etc.,  han ido surgiendo para dar solución a una realidad: la proliferación de ciclistas que pedalean por algunas aceras (cuando no hay habilitada una vía ciclista) y que no sienten una mínima seguridad para rodar por las calzadas*. Se trata de calzadas por las que pueden circular bicicletas y vehículos motorizados, pero con la limitación de 20 o 30 km/h como velocidad máxima y siempre, con la bicicleta como vehículo prioritario. El hecho de que en ellas los ciclistas tengan preferencia no significa que en el resto de vías la preferencia sea para los vehículos motorizados.

Pintando señal horizontal 30

Se definen como:

Ciclocalle: Calle de uso compartido de distintos vehículos, de un solo carril por sentido, con preferencia para bicicletas y señalizado con velocidad máxima de 20 o 30 km/h. Generalmente se implementa en calles unidireccionales.

Ciclocalle

Ciclocarril: Carril destinado al uso preferente de ciclistas dentro de una calle o avenida de más de un carril por sentido y señalizado con velocidad máxima de 30 km/h.

Ciclocarril

*La opción de construir carriles bici a la holandesa se enfrenta a  la dificultad económica (pero también de espacio) de ubicar carriles bici en todas las calles y por ello, desde los colectivos ciclistas hemos solicitado PACIFICAR el tráfico urbano para así conseguir el trasvase acera-calzada de los ciclistas. Esta pacificación viene de la mano de peatonalización progresiva, la reducción sustancial de la velocidad máxima y real de los vehículos en la mayoría de las calles, creando zonas 30 y áreas residenciales (con velocidad máxima 20 km/h) y por último implementar ciclocalles o ciclocarriles en las vías claves en todos los barrios que no sean vías rápidas.

CURSO sobre ciudad ambiental y movilidad sostenible

Retos de las ciudades del siglo XXI. Ciudad ambiental y movilidad urbana sostenible

La asociación Burgos Con Bici participa en un curso de la universidad de Burgos (UBU). En él  se expondrán y debatirán los retos medioambientales y de movilidad sostenible de las ciudades del S. XXI. El curso tiene dos modalidades, una presencial y otra online. Una de las sesiones estará centrada en la “Movilidad ciclista urbana” y correrá a cargo de Pedro Mediavilla. Será el jueves 23 de marzo de 2017.

Más abajo tienes insertadas las páginas específicas de cada uno de los cursos (presencial y online) en las que tienes toda la información, el programa y el formulario de matriculación.

Puedes matricularte hasta el 20 de marzo de 2017

CARTEL

Cartel Curso UBu medioambiente y movilidad

 

INFORMACIÓN Y MATRÍCULA

Curso presencial

 

INFORMACIÓN Y MATRÍCULA

Curso online

 

Soluciones a la movilidad ciclista en Burgos (I). Tipos de vías ciclistas

El uso de la bicicleta en la ciudad de Burgos está adquiriendo cotas de “masa crítica”, es decir, es tal el número de ciclistas urbanos que no se puede seguir ignorando su presencia en la ciudad como colectivo a tener en cuenta para planificar la movilidad. La omnipresencia del coche en el espacio público ha arrinconado las vías ciclistas, imprescindibles para una circulación segura de ciclistas, a espacios reservados para el peatón. La mayoría de las vías ciclistas que se han construido en Burgos son aceras-bici. En la última década estas han supuesto, sí, un estímulo para animar a los ciudadanos a usar la bici, y creemos que esto ha contribuido a una incipiente transferencia de uso del coche a uso de la bici y, con ello, a una mejora de los hábitos de movilidad. La actual red de vías ciclista en Burgos (en su mayoría aceras-bici) es tremendamente inconexa y el recurso “acera bici” parece agotado. Es primordial que se planifique el cierre de esta red a través de carriles bici en cota de calzada (en ningún caso realizar nuevos tramos de acera bici a costa del actual espacio peatonal). Además del carril-bici y de la acera bici, hay otros tipos de vía ciclista que ya se han implantado con éxito en otras ciudades españolas. Cada una de ellas aporta una solución distinta a la compleja estructura urbana y, todas juntas, pueden dar coherencia a una malla de vías que, por encima de todo debe brindar seguridad a los usuarios y debe ir acompañada de una pacificación general del tráfico en la ciudad. En la asociación Burgos Con Bici estamos trabajando en una propuesta de planificación de la circulación en bici que contempla distintos tipos de infraestructura.

VÍA CICLISTA: Toda vía de uso preferente para ciclistas, bien sea compartida con otros vehículos o modalidades, bien específica para bicis. Los expertos recomiendan que midan de 1,20 a 1,50 metros de ancho si son unidireccionales, y de 2,20 a 2,50 metros si son bidireccionales. Las vías ciclistas pueden ser de los siguientes tipos:

Carril bici: Vía ciclista exclusiva para bicicletas. Construida en cota de calzada y separada de esta  y del resto de vías por elementos de diseño (color, pintura) y de construcción (tipo de pavimento, bordillo). Puede ser bidireccional pero habitualmente es unidireccional. Ejemplos en Burgos: Carril bici del Bulevar del Ferrocarril.

Carril bici segregado o protegido: Vía ciclista exclusiva para bicicletas. Trazada en la calzada, pero protegida del resto de la circulación mediante un murete, bolardos o bandas con relieves. Bidireccional o unidireccional. Ejemplos en Burgos: carril bici que va desde la Barriada Yagüe al polígono de Villalonquéjar (un tramo de Avda. Valentín Niño). Carril bici que va a Villalbilla desde el Molino Ramón. Carril bici de la Avenida Palencia entre la gasolinera y el puente Malatos.

Carril bici segreegado

Acera bici: Vía ciclista construida sobre una acera y a la misma cota que esta y diferenciada por elementos de diseño (color, tipo de pavimento, marcas horizontales, …). Bidireccional. POR DESGRACIA ES LO MÁS HABITUAL EN LA CIUDAD. Ejemplos en Burgos: acera bici del paseo del Espoloncillo, acera bici de la avenida de la Paz, acera bici de avenida de Cantabria, ….

Ciclocalle: Vía ciclista de uso compartido de distintos vehículos, implementada en calles de un solo carril por sentido, con preferencia (DERECHO A CIRCULAR POR EL CENTRO DEL CARRIL), para bicicletas y señalizado con velocidad máxima de 20 o 30 km/h. Unidireccional. Generalmente se ubica en calles unidireccionales. Ejemplos en Burgos: no hay. Calles propicias para ello podrían ser la calle Santander, calle San Pablo o la calle el Carmen. Suelen ser vías con velocidades muy bajas. Está implantado recientemente en ciudades como Madrid, Alicante, Valencia o Murcia.

CICLOCALLE

Ciclocarril: Vía ciclista de uso compartido de distintos vehículos implementada en calles o avenidas de varios carriles por sentido. Unidireccional. Consiste en destinar un carril, generalmente el de la derecha, al uso preferente de ciclistas dentro de una calle o avenida de más de un carril por sentido y señalizado con velocidad máxima de 30 km/h. Ha sido una de las soluciones estrella a la movilidad ciclista en Madrid. Ejemplos en Burgos: no hay. Calles propicias para ello podrían ser la avenida de Reyes Católicos o la avenida del Cid.

Ciclocarril

Pista-bici o pista ciclable: Vía ciclista exclusiva para bicicletas, segregada del tráfico motorizado, con trazado independiente de las carreteras y aceras, generalmente en paralelo a la calzada. Bidireccional.  Ejemplos en Burgos: Parque lineal del Vena, Fuentes Blancas, Pista bici desde Glorieta Juan Gil a Polígono Villalonquejar dirección Quintanadueñas. Pista-bici del Parque de la Isla.

Senda-bici o senda ciclable: Vía para peatones y bicicletas, bidireccional, segregada del tráfico motorizado, y que discurre por espacios abiertos, sobre antiguas estructuras ferroviarias, caminos existentes o de nueva creación. Bidireccional. Con firme de asfalto o bien de tierra compactada con superficie de grava también compactada. Se incluyen en esta las vías verdes.

Vía verde: Vía natural que transcurre sobre antiguas infraestructuras ferroviarias y que está exenta de vehículos a motor salvo en cruces a nivel debidamente señalizados. Bidireccional. Pensada y diseñada específicamente para el ocio, para uso de caminantes, ciclistas y en ocasiones personas a caballo. Ejemplos en Burgos: Vía Verde Santander-Mediterráneo.

OTROS ESPACIOS URBANOS PARA LA CIRCULACION CICLISTA

En ocasiones, la propia estructura urbana impide la creación de nuevas infraestructuras destinadas a la movilidad. Sobre todo en los cascos históricos. No obstante se hace necesario dar cabida a las bicicletas para seguir garantizando una movilidad más eficiente “puerta a puerta”,  para permitir a las ciudadanos desplazarse “al trabajo en bici” y, en definitiva, para conectar la red de vías ciclistas de la ciudad.

Espacios de uso compartido peatón-ciclista: Espacios exentos de vehículos a motor o de acceso restringido (horario, tipos). Ejemplo en Burgos: no hay. Burgos Con Bici propone este concepto, en lugar del de “itinerario ciclista”, para ciertas calles peatonales que puedan dar permeabilidad al casco histórico y permitan conectar de forma coherente la red de vías ciclistas.

Circulación a contramano: En calles de sentido único se permite circular legalmente, en bicicleta, en el sentido opuesto al de la vía. Ejemplos en Burgos: no hay. Está regulado, señalizado y aceptado en varias ciudades españolas y muy común en Europa.

Ciruculación contramanao

FUENTES:

Estas definiciones están elaboradas a partir de varios documentos de distinta naturaleza:

IDAE, Guía práctica PMUS. Para la elaboración e implantación de Planes de Movilidad Sostenible. Madrid, IDAE, 2006

MARQUÉS, Ricardo, Ciudades y bicicletas. El papel de las ordenanzas municipales. Madrid, PONS Seguridad Vial SL. 2016.

MARTÍNEZ DE ANTOÑANA, Ana, MARTICORRENA, Beatriz, LEKUONA, Aitor (Coords.) Manual de las vías ciclistas de Gipuzkoa, San Sebastián, Diputación Foral de Gipuzkoa, 2006

Real Decreto Legislativo 6/2105, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

TALENS, H. (Supervisor). Manual de diseño para el tráfico de bicicletas.  CROW, 2011 (versión en castellano).

MANIFIESTO POR UNA MOVILIDAD SEGURA Y SOSTENIBLE

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN, ANDANDO BURGOS Y BURGOS CON BICI

En nuestra ciudad nos encontramos ante la inminente revisión de la Ordenanza de Circulación, Movilidad y Transporte que ha de regir la movilidad urbana, y que fijará los comportamientos ciudadanos dando preferencia a aquellos que desde los puntos de vista ambiental y social sean mejores para Burgos. Por otro lado, se ha comenzado a elaborar un Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) que ha de orientar las políticas y acciones que marquen el futuro de nuestra ciudad en este campo.

Desde el punto de vista ambiental, la cultura de la motorización implica graves consecuencias para el medio ambiente y la salud de las personas debido a la contaminación del aire –responsable de 30.000 muertes prematuras en España según la Agencia Europea de Medio Ambiente–; accidentes –con una tendencia en aumento de los atropellos de peatones y ciclistas–; y la congestión, ruidos y ocupación desproporcionada del espacio público –aproximadamente el 70% de nuestras calles y avenidas está ocupado por automóviles en circulación o estacionados–. Por otro lado, la movilidad urbana por vehículos a motor es responsable del 10% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero a la atmósfera, de las cuales el coche es responsable de tres cuartas partes.

Desde el punto de vista social, sólo tenemos que abrir los ojos para observar el sesgo –de edad, de género, de renta– que tiene nuestro actual modelo de movilidad con un alto porcentaje de desplazamientos en coche particular. Es un modelo que no es seguro ni accesible y no es casual que, año tras año, la violencia vial se cebe en los sectores de población más vulnerables.

Es necesario y posible trabajar en otro modelo de movilidad urbana y en Burgos, aunque de forma tímida, ya se han dado pasos en esa dirección. Parece que era ayer cuando los camiones atravesaban nuestras principales avenidas, los coches aparcados tomaban la Plaza del Cordón o la de Santa María y los coches circulaban, legalmente, por la calle de la Paloma o impunemente a más de 100 Km/h por algunas calles de nuestra ciudad. Hoy dichos comportamientos nos parecen inconcebibles y no deseados, pero nos deben hacer meditar sobre la importancia de las decisiones políticas en la dirección adecuada y el aplauso unánime que, pasado el tiempo, provocan en la ciudadanía.

Las organizaciones firmantes hacemos un llamamiento a responsables políticos y técnicos para que aprovechen este momento para establecer medidas que promuevan la pacificación del tráfico, que reduzca la siniestralidad vial y reparta de forma equitativa el espacio público; reduciendo el uso y ocupación que hace el coche. Para ello pedimos que se acuerden restricciones generalizadas de la velocidad; se limite el espacio reservado al estacionamiento en superficie; se mejore las líneas de autobuses y sus horarios, así como la accesibilidad universal en sus paradas y se implanten las medidas o técnicas necesarias para priorizar el transporte colectivo –p. ej. carriles reservados y prioridad semafórica para el autobús urbano en determinados lugares o trayectos–. También que se impulsen políticas a favor del uso de la bicicleta y de la calzada por los ciclistas en condiciones de seguridad –ciclocalles y ciclocarriles, espacios compartidos con peatones con preferencia para estos últimos, etc.– Las aceras se deben preservar para los peatones garantizando su uso no circulatorio, estando atentos a conductas inadecuadas que perviertan dicho uso y, vigilando la ocupación desmedida de la acera para otros usos – publicitarios, comerciales, hosteleros, etc.– Así mismo apostamos por el aumento de las zonas peatonalizadas con objeto de socialización y encuentro. Todas estas líneas de acción deben ser las bases sobre las que nuestra ciudad avance hacia un futuro, en materia de movilidad, más amable, más limpio y más justo.

Por último, invitamos a la sociedad burgalesa, a las organizaciones sociales y a las instituciones públicas a sumarse a este manifiesto y a la creación de un cambio positivo de la movilidad en la ciudad.

En Burgos a 22 de febrero de 2017

ADHESIÓN AL MANIFIESTO

Como asociación o colectivo puedes adherirte a este manifiesto rellenando el siguiente formulario:

ADHESIONES AL MANIFIESTO A FECHA 6 DE MARZO DE 2017

Logos de organizaciones que se adhieren al manifiesto

Felix (andando) Pedro Mediavilla (Burgos Con Bici) Elvira (Ecologistas en acción)

Patón, ciclista y persona en silla de ruedas

20170224. Gente. Manifiesto Movilidad. 2

Me gusta conducir y…

Ha dado ya muchas vueltas por las redes sociales bicicleteras y su presencia se intensifica cada vez que una ciudad anuncia medidas para calmar el tráfico. Al margen de cualquier postura partidista ni ideológica, creemos que la siguiente reflexión tiene valor por venir de un amante de los coches. Aquí abajo insertamos la entrada en una afamada revista de amantes del motor que cuestiona la presencia masiva de los coches en las ciudades. Es del año 2014.

eBici(4). Apps para Bicibur

En 2011. en plena expansión de los smartphones, dábamos cuenta de una aplicación creada por Marcos López específicamente para el servicio público de préstamo de bicicletas Bicibur. Desde entonces se han multiplicado las aplicaciones de todo tipo, incluidas las que ofrecen utilidades para la bici; geolocalización, tracks gps, deportivas, etc. Cambien han aparecido al menos otras dos relacionadas con Bicibur. Permiten saber en tiempo real cuantas bicis hay en circulación, cuántas hay disponibles y en qué bancadas, la ubicación de las bancadas en un mapa, etc. El autor del canal de YouTube Bicke Path ha elaborado un video resumen de estas tres aplicaciones, en la de Marcos. Esas tres aplicaciones son Bicibur, BiciBur y MovilBur. Este canal ofrece una experiencia de la movilidad en bici en la ciudad de Burgos. Trayectos, videotutoriales de aplicaciones, consejos, etc.